Implantología

Mini implantes dentales


¿Qué son los mini implantes dentales y cuáles son sus ventajas?

Cuando se trata de recuperar la funcionalidad de piezas dentales perdidas, los implantes dentales se presentan como la opción predilecta para muchos usuarios. Un elemento fijo, estable y que además de ser sumamente resistente presenta la forma y naturalidad del diente perdido, potenciando una imagen perfecta y homogénea de la sonrisa. No obstante, dependiendo de cada caso y de las características que presente el paciente, los tratamientos de implantes dentales deben adaptarse y es aquí donde se muestran variantes como ésta, ofreciendo un resultado satisfactorio.

¿Qué son los mini implantes dentales? ¿En qué se diferencian de los implantes dentales tradicionales?

Los mini implantes dentales, como su propio nombre indica, se presentan como una versión más pequeña en comparación al implante dental convencional. Además de estar realizados también en titanio, estos implantes dentales tienen como fin estabilizar la prótesis inferior, para que así el paciente no experimente ninguna incomodidad con el implante.

Este concepto de implante dental presenta numerosos beneficios como son su comodidad y resistencia, además de realizarse con cirugía menor y ofrecer una recuperación más rápida para el paciente. Los mini implantes dentales no precisan de suturas y eso hace que se recorten los periodos de rehabilitación. De este modo, se logra una solución viable para los pacientes que, por motivos médicos, no pueden someterse a una cirugía. Otra ventaja es que este tratamiento está indicado para pacientes que presentan una pérdida ósea significativa. Por último, es una alternativa más económica, ya que podemos reciclar la prótesis dental actual del paciente.

Implantes de Zirconio


Los implantes de zirconio son piezas que se utilizan para reemplazar a los dientes perdidos, y que se diferencian de los “implantes clásicos” en que están libres de metal. Los implantes tradicionales están fabricados en titanio, con distinto tratamiento de superficie para que ésta sea más o menos rugosa y con características anatómicas que influyen en su osteointegración, es decir, en su unión al hueso tanto a corto como a largo plazo.

Los implantes de zirconio se presentan como una alternativa para aquellos pacientes con posibles alergias al titanio o que tengan problemas con el uso metales, ya que el zirconio se considera una cerámica. Además, presentan alta biocompatibilidad: tanto la encía como el hueso se “llevan muy bien” con el zirconio, teniendo menor incidencia de mucositis o inflamación de encías alrededor de este material.

Presentan un color blanco que evita el “griseo” en zonas de encía muy fina o cuando a veces se produce pérdida de hueso o recesión de encías con el paso del tiempo, evitando que veamos metales que estéticamente suponen un problema. Por último también podemos destacar su gran dureza y resistencia.

Implantes dentales


La cirugía de implantes dentales es un procedimiento que reemplaza las raíces de los dientes con pernos metálicos que parecen tornillos y que sustituye el diente faltante, o dañado, con un diente artificial que tiene el mismo aspecto y que cumple la misma función que los dientes reales. La cirugía de implantes dentales puede ofrecer una alternativa bien aceptada a las dentaduras o a los puentes que no se fijan bien.

El método seguido para una cirugía de implante dental depende del tipo de implante y del estado de la mandíbula. La cirugía de implante dental puede abarcar varios procedimientos. El principal beneficio de los implantes es un soporte sólido para todos dientes nuevos, un proceso que requiere que el hueso se cicatrice fuertemente alrededor del implante. Debido a que esta cicatrización ósea lleva tiempo, el proceso puede llevar varios meses.

Por lo general, los implantes dentales podrían ser adecuados para ti si:

  • Te falta uno o más dientes.
  • Tienes una mandíbula que llegó a su crecimiento completo
  • Tienes huesos adecuados que aseguren los implantes o puedes recibir un injerto óseo
  • Tienes tejidos orales saludables
  • No tienes enfermedades que afectarán la sanación ósea
  • No puedes o no quieres usar dentadura postiza
  • Quieres mejorar el habla
  • Estás dispuesto a comprometerte al proceso durante varios meses
  • No fumes tabaco
  • En cualquier caso, siempre te aconsejamos pedir cita con nosotros para poder realizar una valoración completa de tu idoneidad para este tratamiento.